Ya sean los disturbios en las calles, la lluvia o la última nevada del 15 de Julio, los motivos para quedar sin luz en la capital, durante este último año, son cada día más comunes. En Vitacura, la falta de energía eléctrica después de la última nevada, generó diversos problemas para los edificios sin que hubiese una pronta respuesta por parte de ENEL.

La mañana del 15 de julio la gente salía a las calles a presenciar el raro espectáculo que ofrecía la reciente nevada en Santiago. Sin embargo, a medidas que pasaban las horas y la nieve se derretía, la luz eléctrica seguía cortada para el edificio Las Nieves. Victoria Chandía, quien hace más de diez años vive con su madre en el quinto piso del edificio, comenzó a preocuparse cuando ya oscurecía y la luz no volvía. “El edificio cuenta con calefacción eléctrica, y ese día fue súper frío”, recuerda Victoria. “No teníamos calefacción y empecé a preocuparme porque mi mamá toma unos remedios que deben ser mantenidos en el refrigerador”. En el departamento de Victoria no habría luz hasta el amanecer del día subsiguiente.

Un corte no programado de la duración del vivido desde el 15 de julio ocasiona grandes problemas al funcionamiento normal de un edificio. A la evidente falta de luz tras ponerse el sol se van sumando la falta de calefacción, el no funcionamiento de los ascensores y la falla de la bomba necesaria para dar presión de agua a todos los departamentos. Fernando Arancibia, presidente de la Asociación de Consumidores Inmobiliarios, está actualmente trabajando en la formulación de una demanda colectiva contra ENEL que, espera, traiga algún tipo de retribución para con los habitantes de edificios afectados. “Todos quienes quedan sin luz sufren distintos tipos de inconvenientes”, indica Arancibia, “pero para quien vive en un piso veinte estar tres días sin luz es mucho más que una molestia. Las compañías de energía eléctrica incentivan el desarrollo de edificios 100% eléctricos, por lo que deben tomar todas las precauciones necesarias para que situaciones como esta no se presenten”.

Varios edificios, sobre todo aquellos que dependen totalmente de energía eléctrica, cuentan con generadores a petróleo que permiten abastecer de corriente a toda la comunidad por hasta 12 horas. Sin embargo, como se han vivido varios cortes durante el año -y que muchas veces exceden las 10 o 12 horas-, algunas comunidades, como el edificio Plaza Nataniel de Santiago Centro, han optado por comprar más generadores e idear sistemas de entrega parcelada de energía para hacer más eficiente su consumo hasta que el servicio se restablezca. Pablo Aguilar, residente del edificio y miembro del comité de administración cuenta que “tomamos la decisión de revisar quienes en el edificio tenían mayor necesidad de energía por alguna situación particular (como la calefacción para los adultos mayores o la cocina para las familias más numerosas) e ideamos un plan para entregar lo necesario a quienes lo necesitaban y no aumentar mucho el gasto extraordinario en que se incurre en estos casos”.

¿Tu edificio cuenta con un plan de contingencia para cortes de luz? Recuerda que puedes hacerle la recomendación al administrador de tu comunidad. También te invitamos a conocer Comunidad Feliz, el software para la administración de edificios y condominios más moderno de Chile, y decirle a tu administrador que puede probarlo gratuitamente en http://www.comunidadfeliz.cl/demo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s