Ya sea por fiestas, mascotas, reparaciones o gritos, un vecino molesto puede hacerte pasar más de una mala noche. Aunque la mejor opción siempre es hablar los problemas directamente con el responsable, aquí te dejamos algunas pistas para saber a quién y cuándo recurrir si la situación se hace insostenible.

 

El Ministerio del Medio Ambiente, a través del decreto 38, establece límites y sanciones para ruidos molestos provenientes solamente de fuentes fijas. En el caso de los ruidos de carácter conductual, éstos son regulados por las Ordenanzas Municipales, por lo que entre comuna y comuna las sanciones y criterios para aplicarlas pueden variar.

 

Como regla general, la ley permite el ruido proveniente de la actividad propia del hogar, lo que incluye voces, reuniones, mascotas, circulación, electrodomésticos e incluso arreglos y reparaciones. Sin embargo, la Ley de Copropiedad Inmobiliaria restringe los ruidos para el caso de departamentos y condominios, permitiendo al Juzgado de Policía Local sancionar al residente que provoque ruidos molestos en un horario habitualmente destinado al descanso.

 

Como se ve, la sanción queda totalmente a criterio de carabineros o el funcionario municipal que llegue a revisar la situación, por lo que la primera opción debe ser siempre el diálogo; en caso de que sea una situación puntual, hablar directamente con el vecino para indicarle la molestia que genera, y con mayor razón en caso de que sea una situación que se repita habitualmente.

 

Si es que el diálogo no da resultados, se puede llamar tanto a carabineros como a seguridad ciudadana, quienes pueden citar al responsable de los ruidos al Juzgado de Policía Local, donde se le aplicarán multas de una a tres UTM (entre $45 y $135 mil). Además, es muy probable que el reglamento de copropiedad establezca criterios y sanciones relacionadas con los ruidos molestos, por lo que acercarse al comité administrativo para hacerles saber de la situación también es una opción sensata. Conversar con otros vecinos afectados también puede ayudar a llegar a una solución sin tener que recurrir a las autoridades.

 

Cabe destacar que los propietarios también son responsables por los ruidos que generen sus arrendadores y pueden llegar a ser multados, así que es una buena idea estar al tanto de la manera en que se relacionan con sus vecinos y mantener siempre un diálogo abierto para no tener que enfrentar una situación desagradable.

 

Si necesitas una plataforma que facilite la comunicación y mejore la convivencia con tu comunidad , prueba www.comunidadfeliz.cl/demo, el Software para la Administración de Edificios y Condominios más moderno de Chile.

 

Autor: Vito Escobedo

1 Comentario »

  1. Carabineros o inspeccion municipal no puede citar al tribunal, si el reclamo proviene de un residente de la comunidad, toda vez que es la administracion quien debe hacerse responsable de dicha situacion, por este motivo a quien se debe cursar la infraccion es la administracion del edificio, y ellos canalizaran los cobros a su residente, ya que esto esta estipulado en la ley 19537 de copropiedad inmobiliaria. En caso que el reclamo sea de un edificio adyacente es lo mismo, la citacion al tribunal es al edificio desde donde se estan provocando los ruidos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s